El Nápoles aleja del liderato al Inter; el Milán vuelve a perder; la Juve se impone a la Roma

  • Serie A | 18ª jornada

La Fiorentina logró este viernes un trabajado triunfo por 1-0 en el campo del Cagliari en la decimoctava jornada de la liga italiana, lo que le permitió situarse momentáneamente a un solo punto de distancia de la zona europea de la clasificación.

Un gol del senegalés Khouma Babacar a falta de siete minutos para el final rompió el equilibrio de un duelo muy igualado y permitió a la Fiorentina reencontrarse con el triunfo tras dos empates 0-0 consecutivos, contra el Nápoles y el Génova.

En el otro encuentro de este viernes, el Bolonia triunfó por 3-2 en el campo del Chievo Verona gracias a un gol determinante de Mattia Destro en el minuto 90, cuando los boloñeses se habían quedado con diez hombres por la doble amonestación a Andrea Poli.

El Nápoles se impuso por 3-2 ante la Sampdoria y se confirmó como líder de la liga italiana, en una decimoctava jornada en la que se registró la segunda derrota consecutiva del Inter de Milán, tercero, y un doblete el español Iago Falque en el 2-2 entre Torino y Spal.

La Lazio goleó 4-0 al Crotone gracias a los goles del belga Jordan Lukaku, el italiano Ciro Immobile, el bosnio Senad Lulic y el brasileño Felipe Anderson y se colocó momentáneamente a dos puntos de la cuarta plaza, actualmente ocupada por la Roma.

El Milan cayó 0-2 este sábado en San Siro ante el Atalanta y sufrió su octava derrota del año, la segunda consecutiva lo que le hizo bajar a la undécima posición en la clasificación. Los goles de Bryan Cristante y del esloveno Josip Ilicic lanzaron a un Atalanta que impuso su superioridad táctica ante un Milan en profunda crisis y que no supo reaccionar pese a llevar seis días concentrado por voluntad de su técnico, Gennaro Gattuso.

La Juventus logró un sufrido triunfo por 1-0 contra la Roma y le cortó su racha de 9 partidos ligueros sin derrotas para mantener fuerte la presión sobre el líder Nápoles, que le queda a un solo punto de distancia. Con Paulo Dybala en el banquillo durante todo el partido, la Juventus triunfó gracias a un gol del marroquí Medhi Benatia.