“Los huesos nos permitirán saber si Diana Quer fue atropellada o estrangulada”

Un cadáver siempre da información sobre cómo ha sido su muerte pese al tiempo transcurrido desde el deceso y las circunstancias. Las huellas dejadas por el asesino de Diana Quer en su cuerpo permitirá a los forenses reconstruir cómo pudieron ser sus últimas horas.

De momento y pese a haber estado en un pozo de agua dulce durante un año y medio, ha podido ser identificada gracias a las pruebas de ADN. La doctora María del Mar Robledo, especialista en antropología forense asegura que "siempre que haya partes del cuerpo bien conservadas se puede tomar muestras como piezas dentales o huesos, y en este caso las pruebas de ADN han sido fáciles".

¿Llegaremos a conocer las circunstancias de la muerte? ¿El análisis de los restos encontrados permitirá confirmar o contradecir si su asesino la atropelló como dijo en un primer momento o la estranguló como aseguró posteriormente? "Con el tiempo pasado, el cuerpo no está en las condiciones más óptimas" asegura la forense, María del Mar Robledo, "eso sí, los huesos confirmarán (si como dijo El Chicle), si sufrió un atropello o si fue estrangulada porque hay una lesión muy típica en el hueso hioides, lesión típica en muertes por estrangulamiento. El cuerpo se encontraba saponificado y esto es un proceso conservador del cadáver, se conservan muchas partes del cuerpo y se podrá ver si hay alguna lesión externa compatible con el estrangulamiento"

¿Cómo se podrá ver si ha sufrido violencia sexual? "Imaginemos que en el cuerpo de Diana aparece una marca de una brida en las muñecas, eso es un indicio de criminalidad, todo indica que la muerte no ha sido de forma natural sino que ha habido una intención criminal, que esa persona ha estado retenida, y esto es lo que han podido ver los agentes que no sabemos porque no ha trascendido, pero para saber que tipo de abuso ha sufrido o si ha sufrido abuso sexual es necesario un análisis mucho más profundo que a simple vista no se ve".