Soldados españoles en Mali: adiestramiento contra el yihadismo

Soldados españoles en Mali

Tags

Militares españoles adiestran -desde hace casi cinco años- al ejército de Mali que combate a los grupos yihadistas, refugiados en el norte de ese país africano. Lo hacen dentro de la misión de la Unión Europea EUTM Mali, cuyo mando ha asumido España -por segunda vez- el 31 de enero.

En esta misión, en la que participan 27 países y que tiene su principal centro de entrenamiento en la base de Koulikoro -a 60 kilómetros de Bamako, la capital- han sido ya formados 11.500 soldados malienses, es decir, una tercera parte de los miembros de las Fuerzas Armadas locales.

Desde octubre de 2016 el adiestramiento se ha descentralizado. Ahora hay equipos de instructores europeos que se desplazan para realizar esta labor en otros puntos como Gao, Tombuctú, Sikasso... Algunas de estas zonas están más al norte -en el centro de Mali- y son menos seguras, razón por la que los formadores van acompañados de una fuerza de protección y de asistencia médica.

Los militares españoles sólo adiestran y asesoran

Los militares españoles dan cursos de diferentes especialidades, entre otros de tiradores de precisión y de morteros. La Unión Europea sólo pone los instructores. El armamento, la munición y el resto de material lo tiene que suministrar el ejército maliense.

El general de brigada español Enrique Millán Martínez -que estará al mando de EUTM Mali hasta noviembre de este año- dispone de más de 500 hombres y mujeres, entre ellos 292 españoles. Asegura el general que “la situación se deteriora porque los grupos terroristas pretenden hacerse dueños del centro del país”. Y reconoce que organizaciones yihadistas como Daesh -derrotada y prácticamente expulsada de Siria e Irak- “tienen interés en buscar otro sitio donde asentarse”, lo que -a su juicio- “nos va a complicar la misión, pero nos da también mucho más fundamento”.

Los terroristas se han refugiado en el norte, y desde esa parte del territorio lanzan ataques

EUTM Mali se puso en marcha a principios de 2013, cuando grupos yihadistas y separatistas controlaban la mitad norte de Mali, y amenazaban con apoderarse de todo el territorio. En ese momento Francia montó una operación para derrotar a esos grupos, por la incapacidad del ejército maliense. Y la Unión Europea complementó la operación francesa con una misión diseñada para dar formación a los soldados de ese ejército.

Los terroristas se han refugiado en el norte, y desde esa parte del territorio lanzan ataques, que en las últimas semanas han aumentado, causando decenas de muertes.

Los militares españoles forman parte de esta misión, y no intervienen en acciones de combate ni acompañan en ellas al ejército maliense. Sólo adiestran y asesoran.