Por salbutamol el pasado 7 de septiembre

Chris Froome, positivo por dopaje en la Vuelta a España 2017

El británico ha dado positivo por el broncodilatador de salbutamol, más conocido como Ventolín en un control realizado el pasado 7 de septiembre. Froome, ganador de la Vuelta, tenía un nivel de salbutamol de 2.000 ng/ml cuando lo máximo permitido por la UCI son 1.000 ng/ml.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha confirmado este miércoles en un comunicado que el ciclista británico Chris Froome dio positivo por salbutamol, un broncodilatador, en la última edición de la Vuelta Ciclista a España.

En su nota, el organismo internacional señala que Froome, cuatro veces ganador del Tour de Francia y que se hizo con la victoria en la edición de la vuelta española de este año, dio positivo en un control realizado el 7 de septiembre y se le comunicó el día 20.

El análisis de la muestra B del ciclista confirmó los resultados, según la UCI, que explica que la presencia de sustancias como el salbutamol en una muestra no implican la suspensión provisional obligatoria del corredor. La UCI concluye su comunicado señalando que en este momento del procedimiento no hará más comentarios al respecto.

Froome, de 32 años y cuatro veces ganador del Tour, se estrenó en el palmarés de la Vuelta, en la que había firmado tres segundos puestos. Le acompañaron en el podio el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain) y el ruso Ilnur Zakarin (Katusha).

El ciclista británico afirmó que está dispuesto a facilitar toda la información que sea necesaria a la Unión Ciclista Internacional (UCI) sobre el uso de una medicación contra el asma durante la Vuelta de España 2017. En un comunicado, el cuatro veces ganador del Tour de Francia señaló que experimentó "síntomas de asma agudos" en la última semana de la Vuelta, por lo que aumentó la dosis del fármaco Salbutamol, dentro de los límites permitidos y bajo recomendación médica.

"Mi asma -añadió- empeoró durante la Vuelta, así que seguí la recomendación del médico de aumentar la dosis de Salbutamol. Como siempre, fui cuidadoso para asegurar que no utilizaba una dosis mayor de la permitida". 

Froome en su prueba tenía una concentración de Salbutamol de 2.000 nanogramos, muy por encima de lo autorizado. "El uso permitido de dosis de Salbutamol puede resultar a veces en concentraciones elevadas en la orina, que requieren una explicación", señaló el ciclista en su nota. "La UCI tiene toda la razón para evaluar los resultados de las pruebas y, junto con el equipo, voy a suministrar toda la información que sea requerida", añadió.

El equipo Sky ha puntualizado que la notificación de la prueba antidopaje no significa que el deportista haya violado alguna reglamentación, pero implica que se solicitarán detalles para determinar las causas de la elevada concentración de Salbutamol. "Es bien sabido que tengo asma y conozco exactamente cuáles son las reglas", agregó el ciclista en su nota. "Uso un inhalador para controlar mis síntomas y sé con seguridad que seré sometido a pruebas todos los días que lleve la camiseta del líder de la carrera", subrayó.

La organización de la Vuelta a España ha expresado su prudencia en relación al positivo y asegura que aún no han recibido comunicación oficial de la Unión Ciclista Internacional (UCI). 

El salbutamol es un broncodilatador que aparece en la relación de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) bajo ciertas condiciones, que obligarán al deportista a justificarse con un "estudio controlado" si quiere librarse de una sanción.

En principio, el salbutamol forma parte de la relación de agonistas beta-2, "todos" los cuales están prohibidos, con tres excepciones. Una de ellas precisa que se permite "el salbutamol por inhalación" con una "dosis máxima de 1.600 microgramos por 24 horas, sin exceder los 800 microgramos cada 12 horas".

La lista de la AMA vigente en 2017 especifica a continuación que "la presencia urinaria de salbutamol en una concentración mayor de 1.000 ng/ml se presume que no es consecuencia del uso terapéutico de la sustancia y, por tanto, se considerará un Resultado Analítico Adverso".

Solo se admitirá, por encima de esos valores, que se trata de un uso terapéutico si "el deportista demuestra por medio de un estudio farmacocinético controlado que el resultado anormal fue consecuencia del uso de una dosis terapéutica (por inhalación) hasta la dosis máxima indicada anteriormente", es decir de 1.600 microgramos por 24 horas.

El control antidopaje al que fue sometido Froome el pasado 7 de septiembre reveló una concentración de salbutamol de 2.000 nanogramos. El ciclista ha recordado que es asmático y ha señalado que usa regularmente inhaladores "dentro de los límites permitidos".