Donald Trump cumple un año en la Casa Blanca

El magnate neoyorquino es el primer presidente de Estados Unidos que carece de experiencia en el servicio público o en el militar. Barack Obama pasó el testigo a un Donald Trump combativo en su discurso de investidura: “No estamos meramente transfiriendo el poder de una a otra Administración o de un partido a otro, sino que los transferimos desde Washington DC y se lo devolvemos al pueblo".

Incluso antes de la ceremonia de su investidura era fácil prever que el candidato republicano quería marcar distancias con respecto a los anteriores mandatarios. Trump dejó poco margen a la imaginación.

Todo estaba calculado con exactitud y aunque el comité organizador del evento afirmó que el acto se ajustaría a la "tradición estadounidense", no fue exactamente así.

1. El equipo del presidente electo no contrató a quien fue el maestro de ceremonias desde la toma de posesión de Eisenhower en 1957. Charles Brotman confesó sentirse “devastado” por la decisión del entorno de Trump.

2. Trump quería una ceremonia por todo lo alto pero no lo consiguió. A la investidura de Obama en 2009 acudieron casi 2 millones de personas. Era el año de "Yes we can". El candidato republicano quería superar esa cifra y pidió por redes sociales a sus seguidores que le acompañaran. El "Make America Great Again" y "America First" de Trump no obtuvo el resultado esperado aquel 20 de enero. Los organizadores esperaban cerca de 900.000 personas en esa explanada frente al Capitolio. La impopularidad del presidente entrante como la división que generó en la campaña electoral pudieron favorecer la poca afluencia de personas respecto a otras investiduras.

Antes, después y durante el juramento se produjeron varias manifestaciones en las calles de Washington. 

3. Los artistas internacionales brillaron por su ausencia en la investidura de 2017. ¿Fue una estrategia calculada para qué nadie hiciera sombra al futuro Presidente? Tom Barrack, el jefe organizador del evento, explicó porqué en el medio estadounidense Buzzfeed. "Somos afortunados en tener a la más grande celebridad del mundo, que es el presidente electo". O quizá ¿varios músicos declinaron la oferta?

4. Puede que no contara con que varios miembros de la Cámara de Representantes no asistieron a la ceremonia. ¿Qué provocó estas ausencias?

John Lewis, el congresista demócrata e icono de los derechos civiles, afirmó en una entrevista que Trump no era un “presidente legítimo". Para Lewis, el ataque informático que sufrió el Partido Demócrata, durante la campaña en las presidenciales, quitaba legitimidad al mandato del republicano. La mediación de los rusos buscaba “destruir la candidatura de Hillary Clinton”. 

La respuesta airada de Donald Trump en twitter, que tampoco gustó a varios miembros de su partido, desencadenó las ausencias.

"El congresista John Lewis debería pasar más tiempo en arreglar la horrible situación de su distrito, que se está hundiendo (por no mencionar que está infecto de crimen) en vez de quejarse falsamente por los resultados electorales. Es todo hablar, hablar, hablar. No hay acción ni resultados. Triste!"

5. ¿Qué tuvo de diferente el desfile que se desarolla por la Avenida de Pensilvania? El equipo de Trump no quería que el recorrido se alargara más de hora y media. 90 minutos frente a las dos horas de comitiva en el acto de investidura de Obama de 2013 o las cuatro de Eisenhower. 

6. A nadie se le escapa que la marca personal de quien es desde hace un año Presidente de los EEUU pasa por Twitter y justo antes de convertirse en el 45 Presidente de los EEUU, Donald Trump lanzó unos de sus últimos mensajes como candidato electo. 

"¡Todo comienza hoy! Les veo a las 11.00 A.M. para la toma de juramento. EL MOVIMIENTO CONTINÚA - ¡COMIENZA EL TRABAJO!"

En la ceremonia oficial de investidura ante las escalinatas del Capitolio, Trump proclamó el juramento con el que se comprometía a "preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos" sobre dos Biblias. Una de ellas, la que está encuadernada en terciopelo, fue la que utilizó el expresidente Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, hace 157 años. Años más tarde, Barack Obama también juró su cargo sobre ella en sus dos investiduras (2009 y 2013).

Donald Trump juró su cargo ante el juez del Tribunal Supremo, John Roberts.

 "Yo, Donald Trump, juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de Presidente de Estados Unidos, y hasta el límite de mi capacidad, preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos. Qué Dios me ayude".

Aquí puedes escuchar cómo se vivió este momento en COPE.

Donald Trump pronunció uno de los discursos más breves de la historia de las investiduras de EEUU. Duró 16 minutos.

No faltaron sus eslóganes: "Make America Great" (Hacer a América grande de nuevo), "America First" (América primero). No se trató de un mensaje de unidad, tampoco fue de gratitud al Gobierno anterior: "Hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración a otra o de una partido a otro. Estamos transfiriendo el poder de Washington y devolviéndoselo al pueblo”. Una alocución muy al estilo "Trump".

La joven 16 años Jackie Evancho, que se hizo popular en el concurso televisivo America's Got Talent, dijo Sí a Trumpo y clausuró el acto de investidura del 45 Presidente de los EEUU. Después de este momento, todavía quedaba mucho por celebrar.

Rubricó el decreto que acreditaba su llegada a la presidencia y también el que se hacía oficial que el 20 de enero searía el Día Nacional del Patriotismo en Estados Unidos. Firmó también los cargos del exgeneral James Mattis, como secretario de Defensa, y de John Kelly como director del Departamento de Seguridad Nacional (en la actualidad Jefe de Gabinete). Por supuesto, no se olvidó de su mayor promesa durante la campaña: la liquidación del "Obamacare". Daba comienzo así al desmantelamiento del sistema sanitario auspiciado por su antecesor.

El relevo presidencial se completó con la despedida al matrimonio Obama. 

Del "Yes we can" a "Make America Great Again"

Trump acudió a tres galas oficiales: la que organizaron las Fuerzas Armadas en el National Building Museum, y las dos que se celebrareon en el centro de  Walter E. Washington. 

My way de Sinatra fue su primer baile de investidura

En uno de sus bailes... twitter volvió a ser protagonista. El ya presidente Donald Trump le preguntó a los presentes si debería “mantener los mensajes en el Twitter”. Trump explicó que sus tuits son “una forma de evitar a los medios de comunicación deshonestos”.      

Así fue la ceremonia de investidura de Donald Trump.

El sábado 21 de enero terminaron los actos oficiales de investidura. Los nuevos presidente y vicepresidente de EEUU acudieron a un servicio religioso en la Catedral Nacional de Washington.