Fallece en Buenos Aires el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Escucha la crónica de Maribel Sánchez

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha fallecido este sábado a los 66 años en una clínica de Buenos Aires a causa de una infección renal que se complicó de forma repentina y pasó a ser generalizada.

José Manuel Maza, falleció  tras desplegar durante esta semana una intensa actividad en Argentina y Uruguay. Tuvo un importante papel en la reunión de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP), aunque no logró que la presidencia de esta entidad recayera en España, como era su deseo, en vez de Panamá.

El martes hizo un alto en su actividad en la capital federal argentina para hacer un viaje relámpago a Montevideo, donde se reunió con miembros de la fiscalía del país austral con el fin de intercambiar experiencias sobre el cambio de modelo fiscal recién implantado en Uruguay.

De regreso a Argentina, y cuando asistía a la asamblea de la AIAMP, el último punto de su agenda oficial, se sintió indispuesto y fue trasladado para ser examinado a una clínica privada, donde los facultativos aconsejaron su ingreso y donde  falleció, al parecer a consecuencia de un proceso infeccioso agravado por una patología crónica.

La familia del máximo representante del Ministerio Público está a la espera de la llegada a Buenos Aires de un hijo de José Manuel Maza para tomar una decisión definitiva sobre el traslado del cuerpo y sus detalles, informó a Efe el embajador español, Javier Sandomingo.

Fuentes de su entorno confirmaron que, aunque inicialmente su estado era de cierta gravedad, no se temía por su vida. Sin embargo, el proceso se complicó y desembocó en el fallecimiento.

La Fiscalía General del Estado destacó, en una nota , la "entrega y dedicación" al frente del Ministerio Público de José Manuel Maza, y subrayó que "desempeñó sus funciones con total entrega y dedicación, al servicio del Estado de derecho y en defensa de la legalidad y del interés social".

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), máximo órgano de representación y gobierno de la judicatura, acogió con "profundo pesar" el fallecimiento del fiscal general, "cuya trayectoria representa la plasmación de los valores de dedicación y entrega a la Justicia".

Su fallecimiento lo  confirmaba el mismo sábado el ministro de Justicia, Rafael Cataláen su perfil de Twitter, en el que ha calificado al fiscal general del Estado de "extraordinario jurista y servidor público".

"La justicia y el derecho pierden a uno de sus más destacados profesionales", ha añadido Catalá.

Diez minutos después del mensaje del ministro de Justicia, ha sido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha lamentado la muerte de Maza, a quien agradecido "una vida de trabajo al servicio del Estado".

Rajoy ha mandado su pésame a la familia, amigos y compañeros del fiscal general del Estado, y ha concluido: "Descanse en Paz. MR".

También a través de esta red social ha mostrado sus condolencias el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

"Descanse en paz José Manuel Maza, un gran jurista. Todo mi cariño y solidaridad para su familia, compañeros y amigos", ha escrito el ministro.

Magistrado de lo Penal del Tribunal Supremo, Maza fue nombrado fiscal general del estado en 2016 en sustitución de Consuelo Madrigal, que después de dos años en el cargo cesó al final de la legislatura.

En el poco más de un año al frente de la Fiscalía General del Estado (FGE), órgano desde el que afrontó con contundencia la crisis soberanista de Cataluña.

Presentó en la Audiencia Nacional las querellas contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y 13 exconsejeros del Govern por rebelión, sedición y malversación; y en el Tribunal Supremo, por esos mismos delitos, contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y cinco miembros de la Mesa que tramitaron la declaración de independencia.

Nacido en Madrid, el 23 de octubre de 1951, era licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid desde 1973, es además, diplomado en Criminología por la misma universidad.

En 1976 ingresó en la carrera judicial y como juez prestó sus servicios en los juzgados de Cangas (Pontevedra), Alacuás (Valencia), Alcorcón número 1 (Madrid) y en el juzgado de distrito número 9 de Madrid.

En junio de 1988 ascendió a magistrado y fue nombrado presidente de la sección primera de la Audiencia Provincial de Madrid, donde permaneció hasta su nombramiento, el 23 de enero de 2002, como magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Maza Martín fue elegido por 12 votos, frente a los ocho que obtuvo Margarita Robles, para cubrir una vacante en la citada Sala.

Tras las elecciones generales de junio de 2016, en noviembre fue propuesto como fiscal general y el día 25 de esa misma fecha, el Consejo de Ministros confirmó su nombramiento como fiscal general del Estado, una vez recibido el aval del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).