¿Dónde está Ignacio Echeverría?

La familia del español Ignacio Echeverría, desaparecido tras los ataques perpetrados este sábado en Londres, viaja este martes a la capital del Reino Unido para seguir de cerca las noticias sobre el paradero de su hijo.

Poco antes de embarcar, su padre Joaquín Echeverría ha explicado a COPE que “no hay ninguna novedad”. “Vamos a reunirnos con nuestras hijas”, ha dicho. Además ha querido agradecer la atención "de la embajada y del ministerio del Interior" españoles.

Joaquín Echeverría reconocía este lunes en 'Herrera en COPE' "no tener noticias concretas” sobre el paradero de su hijo. Comentaba  que tanto el consulado como la embajada española en Londres habían realizado gestiones con las autoridades y  que la policía había pedido "las huellas dactilares de los hospitalizados para intentar localizarlo”. Joaquín Echeverría añadía que parecía "descartable" que estuviera entre las víctimas mortales localizadas el domingo.

Ignacio Echeverría es vecino de la localidad madrileña de Las Rozas y fue visto por última vez en el puente de Londres, uno de los lugares de los ataques terroristas, publicó su familia en una red social.

Según han explicado, el madrileño había estado patinando cerca del lugar de uno de los atentados con varios amigos cuando presenció cómo un atacante se abalanzaba contra una mujer.

"En ese momento se tiró de la bicicleta y golpeó al agresor con un monopatín mientras otros dos le agredían por detrás y se quedó tendido en el suelo. Fue un valiente; se enzarzó para salvar a la mujer", dice la familia.

Fuentes diplomáticas han manifestado a Efe que la Embajada y el Consulado prestan toda la ayuda posible a la familia y están en contacto con ella y con las autoridades británicas.

El desaparecido mide 1,74 metros, pesa 85 kilos y en el momento del suceso llevaba una medalla con cadena de oro, zapatillas negras con suela blanca, pantalones vaqueros y jersey oscuro.

La familia ha comunicado la desaparición en las urgencias del Reino Unido, en el Consulado de España en Londres y en el protocolo de urgencia del HSBC, que es el banco donde trabaja.

Según fuentes oficiales británicas, siete personas murieron y 48 resultaron heridas, de las que 21 están en estado crítico.