El PP no admite lecciones de Arrimadas: ellos sí intentaron formar gobierno

Chema Moya

El PP sigue reiterando sus críticas a Ciudadanos por la inacción de Inés Arrimadas en estas últimas horas. La negativa del partido vencedor en las elecciones del 21-D a dialogar con otras fuerzas para intentar formar un gobierno en Cataluña no es comprensible para los populares. Además, subrayan una diferencia sustancial entre la ganadoras de las elecciones catalanas y Mariano Rajoy: que el líder popular sí lo intentó cuando ganó las elecciones generales de 2015. 

El presidente formuló, dicen, una posibilidad de Gobierno, mantuvo contactos con los grupos, planteó un pacto a tres, una gran coalición, y, al ver que no era posible sumar más apoyos de los que tenía su propio partido, declinó entonces someterse a la investidura.

En palabras del portavoz en el Congreso, Rafael Hernando: “nosotros no nos fuimos a nuestra casa, nosotros hicimos polÍtica, lo intentamos, y asumimos nuestra responsabilidad”. Arrimadas, sin embargo, se ha inhibido, dicen, en un escenario que está muy abierto porque, según Hernando, en Cataluña “van a cambiar muchas cosas”, porque algunos saben ya adónde les lleva “violentar la Constitución, triturar el estatuto y fomentar la división entre familias y personas”.

Si el candidato popular, Xavier García Albiol hubiera ganado, concluía el portavoz parlamentario, “estaría haciendo algo”. Y por algo, entienden en el PP, negociar al menos la Mesa del Parlament, o mantener una presencia pública que reste presencia a los independentistas. 

Sorprendentemente, el PSOE se ha puesto del lado del PP en esta materia. Ayer, José Luis Ábalos señaló que a Arrimadas le corresponde "ejercer el liderazgo" y tomar la "iniciativa política", en vez de "esperar a ver qué pasa en el mundo". El secretario de organización de los socialistas argumentó que la "confianza" que los electores han otorgado a Arrimadas "exige una respuesta" por parte de ésta.

El dirigente socialista, que no entró en explicar cómo podría la candidata de Cs ejercer ese liderazgo, pidió que lo haga "como entienda conveniente", al tiempo que señaló que los socialistas no la van a "animar" a que se presente a la investidura, ya que esa es una decisión que corresponde a "ella misma".  A su juicio, responder con alguna iniciativa al "caudal de confianza" de los electores cuando uno gana las elecciones es lo que hace que una formación política sea "seria" y tenga viabilidad. " Pero hasta la fecha, la nueva política ha demostrado que viabilidad, poca". Ahora, la pelota vuelve al tejado de Ciudadanos.